domingo, 5 de enero de 2014

¡SORPRESA! CAPÍTULO 27.

MUY BUENAS A TODOS. No me esperábais, ¿a que no? Bueno, pues aquí estoy otra vez ^^ Últimamente estoy muy desaparecida, lo siento mucho... Pero vengo con una sorpresitaaa. ¡El capítulo 27! Ya tengo escrito el 28 también, que publicaré dentro de poco. Tengo tiempo para escribir, pero no para publicar... Pero intentaré publicar más a menudo :)


También quería informaros de una cosa. HE ABIERTO UN NUEVO BLOG. Sí, como leéis. Esta historia no me da para más, la verdad, y he decidido crear una nueva historia creada por mí. La dirección es la siguiente: la-chica-de-cristal.blogspot.com.es. Me gustaría que os paséis cuando podáis y me deis vuestra opinión sobre la reseña que he puesto ya en una entrada. Gracias :)

Y, ya que estoy, anunciar el blog de una amiga mía :3 La dirección es: lasmemoriasdeunachicainvisible.blogspot.com.es. Escribirá cosas sobre su vida, no es una historia propiamente dicha. Pero me gustaría que os pasárais también y echarle un vistazo según vaya publicando. Gracias de nuevo.


Y bueno, como no tengo mucho más que decir, solamente que lo siento por haberos hecho esperar tanto... ¡aquí va el capítulo 27! Espero que os guste, como siempre, y comentaaaad porfaplis.

Hasta otra,
Noelia :)








    Ya es primavera. Lo primero que siento al abrir la ventana es la suave brisa, el dulce olor de las flores, y el canto de los pájaros. Se respira tranquilidad en el distrito; y me gusta. Salgo de mi habitación y bajo las escaleras. Estoy sola en casa, Caleb se fue pronto a trabajar. Lo mejor de todo es que trabaja en la panadería con mi padre, así que de vez en cuando me paso por allí y les ayudo.
    Miro el reloj que hay en el salón. Son las diez y media. Entro en la cocina y me bebo un vaso de leche mientras observo el exterior por la ventana. Es un día nublado, aunque unos cuantos rayos de sol iluminan el ambiente. Vuelvo lentamente hacia mi habitación; falta muy poco para que de a luz, y no tengo que esforzarme. Abro las puertas de mi armario y escojo un conjunto al azar. Un pantalón vaquero, una camiseta desmangada verde lima, y unas sandalias plateadas. Aunque esté un poco nublado, hace calor. Después me peino, dejándome el pelo liso y suelto.
    Bajo de nuevo las escaleras y salgo de la casa. Es cierto que hace calor, pero la brisita ayuda a soportarla. Paso por casa de mis padres, y decido entrar. Hace tiempo que no venía, como una semana o así. Estuve enferma, y la única que me visitaba era mi abuela para darme la medicación y para controlar mi embarazo. Pero todo está bien ahora.
Llamo con los nudillos a la puerta, y enseguida abre mi madre.
    —Dandelion... Cuanto te echaba de menos —me dice, dándome un abrazo.
    —Y yo a ti, mamá.
    Entramos las dos en la casa, y nos sentamos en el sofá del salón.
    —¿Cómo estás? —me pregunta.
    —Mejor, la verdad. ¿Y tú?
    —Bueno, bien. Aunque cada vez es más difícil ir a cazar.
    —¿Y eso? ¿Qué pasa? —Le cojo sus manos. Están heladas, así que se las rodeo con las mías para que entre en calor.
    —Más agentes de la paz. Se pasean por el distrito a menudo, mirando hacia el bosque. Si paso por la Pradera con ropa de caza... Tengo que tener más cuidado —me explica.
Hago una mueca y la miro a los ojos. Salir a cazar es lo que necesita para vivir; el aire puro, la tranquilidad del bosque...
    —¿Y no hay otra entrada que no esté en la Pradera? —pregunto.
    —Puede haberla. Pero tendría que buscarla. Ya me las apañaré, no te preocupes. ¿Cuánto falta para que el bebé nazca?
    — La abuela dice que dentro de unos días. Tengo miedo a salir a la calle y que llegue el momento, pero si no salgo me dará algo.
    —Da pequeños paseos por la Aldea de los Vencedores.
    —Hoy voy a la panadería, pero volveré rápido a casa. Necesito salir después de una semana encerrada...
    —¿Quieres que te acompañe?
    —De acuerdo —respondo.
    Mi madre sube a su habitación a cambiarse de ropa. Baja enseguida, con su trenza de siempre. Salimos de la casa y andamos tranquilamente hacia el centro del distrito. Llegamos a la panadería. Nos abrimos paso entre los pocos clientes que hay dentro para pasar. Una mano se me posa en el brazo y giro la cabeza para ver quien es, pero no la conozco.
    —¿Cómo estás, querida?
    —Eh... bien, gracias. —Miro a mi madre para ver si ella la conoce, per solo sonríe, así que deduzco que no.
    —¿Y el bebé? ¿Cuánto falta para que nazca?
    —Dentro de poco. Como mucho, una semana.
    —Qué bien. Seguro que tienes muchas ganas de tenerlo en tus brazos. ¿Sabes si es niño o niña?
    —Sí, tengo ganas. Y no, no lo sé. Ahora, si me disculpa, voy a ver a mi marido.
    Me alejo de ella, y entro donde están los hornos. Veo a Caleb, y voy hacia él para abrazarle.
    —Hola mi amor —me dice. Le doy un beso y una sonrisa se queda permanente en mis labios.
    Ayudamos mi madre y yo a atender a los clientes, mientras Caleb hornea y mi padre decora las galletas y las tartas. Después de una hora, yo me marcho; estoy cansada y me duele la cabeza. Pero antes de ir a casa, decido ir al colegio a recoger a Lain. Saludo y abrazo a mis tres mejores amigas, Nina, Claire y Ellesmere y charlamos hasta que sale Lain. Los dos nos marchamos, y de camino a casa hablamos. Hacía tiempo que no estábamos solos mi hermano y yo.
     —¿Cómo te ha ido, Lain?
    —Muy bien. Hemos dado matemáticas, música, dibujo e historia de Panem. Ha sido muy entretenido el día. ¿Y a ti, cómo te ha ido?
    —Bueno, mejor que esta última semana encerrada en casa. —Lain suelta una carcajada, y yo le revuelvo sus rizos.
    —¿Mamá está en casa? —me pregunta, cuando llegamos a la Aldea de los Vencedores.
    —No, sigue en la panadería con papá. Vente a mi casa mientras vienen, y comemos juntos, ¿quieres?
    Mi hermano pequeño asiente y subimos las escaleras para entrar a mi casa. Lain se va al sofá y enciende la televisión, aunque no sé para qué, ya que todos los programas que hacían se suspendieron con el retorno de los Juegos. Yo voy a mi habitación a cambiarme de ropa, y luego voy a la cocina a preparar la comida. No soy muy buena cocinera, pero me las puedo apañar. Decido preparar estofado de cordero. Es algo que le encanta a mi madre, y al final nos ha acabado por gustar a todos.
    Justo cuando faltan diez minutos para que esté el estofado, Caleb y mis padres entran por la puerta.
    —Qué bien huele... —dice mi madre, aspirando el olor con los ojos cerrados.
    —¿Os quedáis a comer? Hay suficiente para todos.
    Mientras mi madre y yo esperamos a que el estofado termine de hacerse, Caleb, Lain y mi padre ponen la mesa. Comiendo, reímos y recordamos viejos y buenos momentos. Hacía mucho tiempo que no comíamos todos juntos, y lo echaba de menos. Después tomamos un trozo de pastel que había hecho mi padre hoy, y bebemos café, aunque prefiero un vaso de leche al igual que Lain, ya que últimamente no duermo muy bien.
    Cuando terminamos, mis padres y Lain se van a casa y mi madre me dice que la llame si ocurre algo. Yo la abrazo y le aseguro que lo haré. Caleb me coge de la mano y me conduce hasta el sofá, donde me ayuda a sentarme con cuidado.
    —¿Estás bien? —me pregunta.
    Yo asiento con la cabeza y entrelazo sus dedos con los míos. Le beso lentamente, mientras él acerca más su cuerpo al mío. Estamos así, abrazados, durante horas. Y creo que al final me quedo dormida. Hasta que un dolor insoportable hace que me despierte gritando.
    —¿Dandelion? —Caleb me mira con cara de horror.
    Yo me agarro el vientre, y eso es suficiente para que Caleb lo comprenda y corre enseguida al teléfono. Llama a mi madre, y vuelve rápido junto a mí. En menos de un minuto, mis padres entran por la puerta. El fuerte dolor de barriga hace que la vista se me emborrone.
    Solo sé que ya no estoy en el sofá, sino en una cama, y que mi madre me agarra la mano derecha. Me dice que todo irá bien, y que mi abuela llegará enseguida. Pero tampoco oigo nada, solo un pitido en los oídos. Y cuando mi abuela llega, Caleb me agarra la otra mano. Mi padre ayuda a mi abuela en lo que puede. Y yo me quedo ahí tumbada, apretando las manos de Caleb y mi madre. Mi abuela me dice que empuje, y yo lo hago, pero al cabo de un rato no noto nada nuevo; solo que estoy llorando.
    Y así seguimos por lo que a mí me parecen millones de horas. Caleb me suelta con dificultad, ya que estaba apretándole la mano muy fuerte, y la reemplaza la suave, cálida y segura mano de mi padre. Me duele la garganta de tanto gritar, y los ojos de cerrarlos con tanta fuerza. Y cuando pienso que no puedo seguir más, oigo el llanto de un bebé. Mi abuela le pasa el bebé a Caleb, y lo último que veo antes de desmayarme, es la sonrisa radiante del hombre al que tanto amo.


25 comentarios:

  1. me encanto este capitulo, haber cuando subes el proximo, ya quiero ver como es el bebe :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Pues lo subiré a lo mejor la semana que viene, o a lo mejor a la otra... No lo sé, intentaré tener un rato libre para poder publicarlo :)

      Eliminar
  2. Genial, me diste una gran alegría, pense que no volverías a publicar!!

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ^^ Jajaja, estaba desaparecida pero publicaré de vez en cuando.

      Eliminar
  3. Genial! Como siempre te sale muy bieen! Sube ya el 28:) Tengo ganas de ver el bebé:)!
    Besoos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas graaacias :3 No sé cuando lo subiré, lo siento.

      ¡Besos!

      Eliminar
  4. Oliiiiipp<3
    Nueva lectora, Van
    Oooooiooooioioiioiioiooooioooooioioioooioiii... Baby, baby, baby(rollo justin b.), oohhh, my good!
    Nena tu si que saps!
    Tu historia me tiene mas paranoica aun que con pulseres vermelles! Y mira que eso es dificil...awwaawwwawawaawawwww....porfavortienesquesegir!
    Jejejejejej
    Olle tmbn tngo un blog aver si te puedes pasar a mirarlo y eso... Ahy un concurso, alomejor te interesa<3
    losjuegosdelhambrecontnuancenizas.blogspot.com
    Espero que te guste y me des tu opinion!
    Van<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Vanilla.

      Qué mona eres, jajaja. No creo que mi blog sea mejor que Polseres Vermelles, definitivamente no :$

      Claro, cuando pueda me paso y te afilio.

      Besos Van <3

      Eliminar
  5. Noelia avísame cuando subes el próximo capitulo te juro que me encantan tus capítulos te juro que cada día leo otra vez los capítulos por que ya me opcecione con tu historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      Perdona por no publicar nada, pero estoy en 4º de la ESO y no he tenido tiempo para nada... Pero este verano espero publicar más a menudo.

      Eliminar
  6. hola hola oye me gustaría afiliar tu blog al mio pero no encuentro tu código me afilias y yo te afilio aqui esta mi blog http://distritodoc12.blogspot.mx/

    gracias por cierto excelente capitulo ya nos habías hecho esperar mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, te afilio en cuanto pueda :)

      http://dandelionmellark.blogspot.com.es/

      Muchísimas gracias Yetzelli.

      Eliminar
  7. noelia la genial historia de tu blog hace falta en mi cabeza me muero de desesperacion de ver al bebe porfa sube pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      Perdona por el retraso, pero este curso se me ha hecho interminable. Espero publicar más a menudo ahora que ha llegado el verano.

      Eliminar
  8. Supero chula la historia. Me encanta. A ver cuando subes el siguiente capitulo, que me muero de ganas por saber como es el bebe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      Muchas gracias :)

      Espero poder publicar ahora que ya ha llegado el verano.

      Eliminar
  9. hola nena solo para pedirte que si me afilias yo ya te he afiliado por cierto esta increíble tu historia ye te has tardado en publicar el siguiente capitulo también te aviso que te he nominado para unas premios en mi blog para que te pases a dar una vuelta http://distritodoc12.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yetzelli.

      Sí, en cuanto pueda te afilio, que sigo un poco liada.

      ¡Muchas gracias!

      Eliminar
  10. hola, este aviso es para decirte que has sido nominada a una cadena de premios, sinceramente como hace varias meses que no hay actividad en el blog mis esperanzas de que veas esto no son positivas, pero como quiera, si es que llegas averlo qui te dejo el link
    http://thg-mockingjay-panem-at-cirsences.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :)

      ¡Muchas gracias!

      Intentaré estar más a menudo por aquí, lo prometo jajaja.

      Eliminar
  11. Te he nominado a un premio, chequealo aquí http://thg-unaprofesionaldiferente.blogspot.com.es/2014/07/premio-dardos.html

    ResponderEliminar
  12. Hola, te he nominado a unos premios en mi blog, pasate:
    http://thg-mockingjay-panem-at-cirsences.blogspot.mx/2014/07/premio-desde-rue-la-ninita-del-distrito.html
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, digo esperando por el bebe, pero claro espero y tengas un rato libre para publicar :3 espero ansiosa

      Eliminar
    2. ¡Muchas gracias! Llegará pronto, no os preocupéis jajaja ;)

      Eliminar

Hola, lectores :) Os agradezco que comentéis en cada capítulo, porque vuestras palabras son las que me dan ánimos a seguir cada día escribiendo. Gracias a todos los que comentáis, ¡sois geniales! Besos de vuestra autora,
Noelia Mellark. ‹з